Reviviendo media vida…

Categorías Navegantes

 

Hola, sabemos que estas líneas son demasiadas para este internet vertiginoso, pero… nos disculparéis. Hoy nos pide el cuerpo extendernos una miajeta. Porque somos muchos. Sois muchos. Muchos de vosotros sois nosotros.

Los Navegantes tenemos una página web nueva:

www.teatrolosnavegantes.com

Estamos contentos. Creemos que es muy chula. Gracias a Carlos Talavera, que ha puesto algo de orden y sentido en nuestro cotidiano caos.

Es curioso… Preparar esta web ha sido ponernos delante de nosotros mismos, de nuestros últimos 25 años… Delante de tantos esfuerzos, de tantas alegrías… de algunos sinsabores, de algunas amarguras…

Nos ha hecho volver a ver aquellas imágenes de antaño, con aquellos compañeros de antaño…

Unos siguen con nosotros. Compañeros y amigos. Trabajando con nosotros, o charlando con nosotros cuando tenemos oportunidad, rara vez ante una copa de vino, más a menudo en un chat de wasap, o en Facebook… Todos ellos son también Los Navegantes. Gracias a todos ellos, a Mariano, Ana, Rubén, Miguel Ángel, Óscar, Quinín, José Manuel, Juan Carlos, Roberto, Olga, Fernando, Miguel, Susana, Marisol, Pepa, Iván, Edu, Xavi, César, Quique, Cuti, Alberto, Alfonso, el otro Alfonso, Luis, Luisa, Francho, la otra Susana, José Ramón,  Daniel, Carlos, Ignacio, Javier, Antonio, Manolo, José Ramón, Ainhoa, Juan, Pelai, Fran, Juan Luis, Ángel, Inma, Chuchi, Joaquín, Israel, María, Eugenio, Fabiola, Tatoño, Cristina, el otro Óscar, el otro Fernando, el otro Mariano, Julián, Minerva, Pepín, Sebas, Rafel, Faustino… Seguro que me dejo varios, lo siento…

Otros, hace ya tiempo que no sabemos de ellos. Luisa, Pilar, la otra Pilar, Javivi, Carmelo, Nico, David, Yolanda, Virginia, Paco, Bucho, Nati, Tomás, Blanca… Gracias también, por su compañía en  nuestras navegaciones.

Otros, ya no están. Mooses. Mariano Cariñena. Pero fueron y son muy importantes para nosotros. MUY IMPORTANTES. Maestros, colaboradores, cómplices, y amigos. Somos lo que somos en parte gracias a ellos.

En fin, todo esto nos ha ido viniendo a la cabeza mientras revivíamos estos casi 25 años de vida, preparando esta página web. Desde aquel 1994, en el que salieron a las tablas, ilusionados y atolondrados, nuestros ancestros de  Pingaliraina, hasta este 2017. Ahora somos Los Navegantes, desde hace unos años. Menos atolondrados, tal vez, pero igual de ilusionados. Porque salir al escenario a contar historias, mirando a los ojos a los espectadores, es hoy tal vez más necesario que nunca, para recordar que entre las pantallas de unos y otros formatos, hay, debe haber, un hueco para la realidad viva y palpitante de un actor que habla, mira, siente, y respira, en el momento presente.

Pero… todo esto lo vais a leer (quienes hayáis tenido el tiempo y la paciencia de llegar hasta aquí) en una pantalla electrónica… ¡¡paradojas de nuestros días!!

Todo esto venía a cuento de que… de que tenemos una nueva página web. Y de que nos ha hecho revivir media vida.

Salud para todos. ¡Y otra media vida de navegaciones!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *